sábado, 6 de enero de 2018

Black Mirror (4ª Temporada)

A lo largo de cuatro años esta serie siempre ha buscado la originalidad en sus tramas con un mensaje social de fondo y una crítica al comportamiento humano en relación a las nuevas y futuras tecnologías. Dicha premisa parece haberse difuminado en esta última temporada que recicla en exceso ideas ya vistas en la propia serie o en ficciones similares, para contarnos algo relativamente nuevo que solo consigue sorprender moderadamente. Por ejemplo, los capítulos "Cocodrilo" y "Cabeza de metal", salvo por un par de detalles, podrían englobarse dentro de una serie más convencional, ya que son meros thrillers de estilos diferentes y ejecutados ambos de manera vistosa.

"USS Callister" y "Arkangel" sí que van más allá, y aunque los aparatos electrónicos que aparecen nos resultarán familiares, el mensaje de fondo que retrata la endiosada naturaleza humana es certero e incluso pone los pelos de punta. Pero sin duda los dos mejores episodios son "Colgar al DJ", con un planteamiento misterioso y que refleja con ironía una realidad social, y en mayor medida "Black Museum", que cuenta con mini historias dentro del propio capítulo, todas ellas tan innovadoras como estremecedoras, a la altura de los mejores episodios de la serie.

En resumen, siempre es un placer cruzar a través del espejo que refleja con mayor o menor atino u originalidad, la oscuridad de nuestro universo, y aún siendo esta cuarta entrega la más floja de todas, nos sigue dejando con ganas de repetir lo antes posible.

Mi puntuación: 6/10

Puntuación de cada capítulo
USS Callister: 6/10
Arkangel: 6/10
Cocodrilo: 5/10
Colgar al DJ: 7/10
Cabeza de metal: 4/10
Black Museum: 8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!