martes, 5 de diciembre de 2017

Un dios salvaje

Aunque el mérito debe recaer en el libreto original de la obra de teatro, hay que reconocer que sin una buena dirección y unos actores que estén a la altura habría sido difícil adaptarla con éxito a la gran pantalla. Gracias a dios, salvaje o no, el reparto es excelente, con unas buenas interpretaciones que definen perfectamente cada personaje, destacando el siempre infalible, y en este caso desatado Christoph Waltz. Todo esto, unido al ritmo endiablado que tiene la película, hace que los escasos minutos que dura pasen volando, y que al final tengas el malévolo deseo de que el absurdo conflicto se alargue un poquito más.

Mi puntuación: 6/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!