jueves, 12 de octubre de 2017

Matar a Dios

Modesta producción que con solamente cinco actores, que hacen un gran trabajo, y una casa rural, logra un largometraje más que vistoso y bastante divertido en su conjunto. Lo mejor sin duda es su desternillante inicio en el que los diálogos se suceden continuamente con chispa y mucho descaro para más adelante frenar el ritmo y así asentarse en lo que nos quieren contar realmente. Es de elogiar, teniendo en cuenta la loca premisa que nos plantean, que todo se desarrolle con una cierta lógica, además de que es toda una alegría ver algo diferente dentro de la atorada comedia española actual.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!