jueves, 12 de octubre de 2017

Laissez bronzer les cadavres!

La extraña puesta en escena de esta cinta, con un montaje caótico y continuos primeros planos, unidos a escenas y comportamientos absurdos, puede causar rechazo al público en general, pero en realidad es lo que la hace mejor de lo que es. Esto se debe a que el eje de la acción, un tiroteo entre un grupo de personas, no avanza en casi toda la película, dedicándose los personajes a rodearse y deambular alrededor de una finca a la espera de que muera uno u otro. En definitiva, han querido hacer un largometraje del oeste en el que el típico desenlace de unos minutos, con disparos a diestro y siniestro, ocupe todo el metraje, pero sin el reparto necesario ni las ideas suficientes para hacerlo en condiciones.  

Mi puntuación: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!