jueves, 12 de octubre de 2017

Brimstone

Cuatro capítulos con títulos bíblicos que nos llevan hacia atrás y hacia adelante en el tiempo sirven para contarnos una escalofriante historia que gira alrededor del sufrimiento, la venganza y ante todo de la religión y el sexo enfermizo. A pesar de que la película está ambientada formidablemente como un western, su género principal es el thriller psicológico, ya que nos pondrá de los nervios en varios momentos, mérito en gran medida de la inquietante actuación de un camaleónico y terrorífico Guy Pearce en uno de los mejores papeles de su carrera. El problema es que son dos horas y media de persecuciones y huidas sin descanso con largas escenas reflexivas y una protagonista muda que hacen difícil que nuestra atención sea tan constante como nos gustaría.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!