viernes, 16 de junio de 2017

París puede esperar

La esposa de un director de cine viaja hacia París con un amigo, que le ofrece visitas, anécdotas y cantidades ingentes de experiencias gastronómicas. Diane Lane está encantadora en su papel de mujer agasajada a su pesar, espectadora asombrada y agradecida, siendo por una vez el centro de interés en lugar de un satélite. Como comedia romántica es original, tanto por el planteamiento como por evitar tópicos en el desenlace. También es cierto que la comida y los escenarios son muy fotogénicos, una verdadero festín para la vista, pero un festín al que le falta sustancia. La película es un entretenimiento agradable y divertido, pero intrascendente.

Puntuación @cineEnCines: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!